Lenin Bajaña, maestrante en Gestión Ambiental y su experiencia en la UNISC




El mundo actual está viviendo un vertiginoso cambio tecnológico, industrial y social que ha transformado nuestra manera de vivir y de relacionarnos con los recursos naturales que disponemos, éstos cambios vienen de la mano con una serie de desafíos ambientales a los que no podemos ignorar.

En este sentido, gracias al Convenio de Cooperación Académica, Científica y Cultural que lleva adelante la Universidad Internacional UISEK del Ecuador,  y la UNISC he tenido la oportunidad de conocer al Dr. Eduardo Lobo: primero como Profesor del Programa de Magíster en Gestión Ambiental en la UISEK, y segundo como tutor del proyecto de investigación científica que estamos desarrollando, el cual constituye para el Ecuador la primera experiencia en la búsqueda para calibrar un Índice de Calidad del Agua (ICA) para la Cuenca Hidrográfica del Río Paute, región sur interandina del Ecuador, basado en el Acuerdo Ministerial 097-A/2015 del Ministerio del Ambiente, a partir del cual esperamos mejorar y optimizar los sistemas de control y vigilancia ambiental, tomando como referencia la experiencia de países como Brasil con una sólida y estable legislación ambiental. Este trabajo corresponde a mi tesis del magíster en Gestión Ambiental de la UISEK, donde el Dr. Lobo actúa como docente invitado.

Esta línea de investigación es prácticamente nueva para Ecuador y los esfuerzos de este intercambio científico están direccionados a ir más allá, queremos crear nuevas colaboraciones, que superen la barrera del idioma y nos permita producir nuevos espacios de interés mutuo para compartir y generar transferencia de conocimiento que nos ayuden a fortalecer nuestra visón para hacer frente a nuestros problemas en común, desarrollando nuevas herramientas tecnológicas, generando soluciones ambientales que nos permitan alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), regionales y nacionales.

La oportunidad de realizar este intercambio en la UNISC me ha permitido ampliar mi visión sobre Brasil y su cultura germánica, portuguesa e italiana; vivir en la ciudad de Santa Cruz do Sul es una experiencia enriquecedora, considerando que esta ciudad tiene un ordenamiento territorial privilegiado y una notable calidad de vida, con un legado histórico alemán muy tradicional, que está presente en sus calles, en sus parques, en su arquitectura, en su deliciosa gastronomía. Pero definitivamente el patrimonio más notable que tiene Santa Cruz do Sul es su gente, que día a día no deja de sorprenderme con su hospitalidad.


Autor:
Ing. Lenin Bajaña
Maestrante en Gestión Ambiental en la UISEK

Comentarios

Entradas populares de este blog

Extracción de Pectina por Hidrólisis Ácida de la Cáscara de la Naranja

Formas de producción más limpia desde el hogar

Los Ángeles sin electricidad, ¿en Ecuador nos podría pasar?